El e-commerce: el camaleón de internet

Los orígenes del e-commerce

Si pensáis en los orígenes del comercio, pensaréis en el trueque y en cómo se intercambiaban bienes con objetos. También pensaréis en el intercambio de mercancía probablemente, la ruta de la seda, Marco Polo etc...
Hoy en día no puedes no pensar en comercio sin tener en cuenta el comercio electrónico o e-commerce.

Las cifras del e-commerce:

La globalización, el uso que le damos a internet y el capitalismo en el que vivimos la mayoría de las personas del planeta, hace que el e-commerce o comercio electrónico esté en continuo crecimiento año a año.

Grafica del crecimiento del ecommerce

La omnipresencia del e-commerce:

Debemos ser conscientes que el e-commerce forma parte de nuestras vidas aunque no lo veamos o percibamos, dado que además de haberse instalado en el mercado minorista, también lo hace en la distribución y en el mercado mayorista. Muchos de los productos o servicios que consumimos en las tiendas o locales habituales utilizan e-commerce para hacer sus pedidos, revisar su stock o incluso gestionar su tienda online.
A todos nos suena Amazon, Ebay, Wallapop, Aliexpress… y somos conscientes que muchas de esas empresas ahora se han convertido en gigantes que mueven muchísimos millones de productos alrededor del mundo y que no necesariamente cuentan con establecimientos físicos. De otro lado, tenemos los establecimientos tradicionales que han decidido tener presencia online y otros incluso que sólo se dedican ya a lo online en lugar de a lo físico.

Las tiendas online:

Las tiendas online son la representación digital de una tienda física, no tiene más misterio. Lo bonito en estos casos, es que puedes llegar, gracias a las empresas de reparto, a un público objetivamente más grande y una contrapartida obvia es que te va a costar más anunciarte online, si hay muchos ofertando. Aquí entra un factor que todo el mundo entiende: todo el mundo quiere poner su anuncio de televisión en la hora punta y ello provoca que al anunciante aproveche esa alta demanda para generar precios muy caros. Aquí Google explica cómo se hace.
Hay distintos tipos de tiendas online, están
  • los pequeños productores que venden directamente sus productos,
  • otras más tradicionales que venden el mismo producto que venden en su tienda física,
  • otras que venden productos que no han comprado todavía para luego hacer una compra al por mayor y aprovechar las economías de escala,
  • incluso otras que venden productos que no son suyos sino de (dropshipping).

Para cada tipo de tienda, es posible que valga una solución u otra, en cualquier caso, si estás interesado en montar o cambiar una tienda online, te invito a que  leas veas cómo tenemos montada nuestra tienda y si estás interesado, nos escribas y te decimos cómo.

Los marketplaces:

Los Marketplaces son plataformas como su propio nombre indica en el que distintos vendedores se postulan de una manera u otra a ofrecer sus productos y el promotor de la plataforma obtiene algún tipo de beneficio de los vendedores. Evidentemente el motor de todo esto es el cliente final.
Por poner un ejemplo del mundo terrenal:

Imaginemos un mercado de barrio en el que el promotor de la plataforma es el sitio físico, con sus accesos, su horario, su gestión de puestos, el personal de limpieza, seguridad física, alarmas, climatización, etc, y de otro los puestos de los vendedores sólo se preocupan de exponer sus productos en el horario establecido y vendérselo a los clientes finales. Generalmente los puestos pagan algún tipo de alquiler o cuota para poder estar ahí y recibir los servicios del mercado.  El símil en el mundo digital, es: el sitio y servicios comunes los pone la plataforma mientras que los vendedores exponen sus productos, aceptando las normas y condiciones de la plataforma.

A partir de aquí hay muchos tipos de Marketplaces y muchos tipos de estrategias de marketing que están evolucionando ahora con las redes sociales.Para cada tipo de marketplace, es posible que valga una solución u otra, en cualquier caso, si estás interesado en montar o cambiar uno, te invito a que  leas nuestro post sobre ¿Cómo montar tu propio Marketplace? En el caso que quieras ayuda contacta con nosotros.

 

Vale, ¿y cómo me afecta todo esto? ¿Qué puedo hacer?

La pregunta habitual de un comercio local pequeño, un autónomo, un emprendedor...es:

¿Cómo compito con Amazon? ¿qué estrategia adopto de cara a dar continuidad a mi negocio? ¿Cómo consigo retener al cliente para que compre aquí y no en un gran Marketplace?

Lamentablemente no hay una respuesta única que sirva para todos, pero sí que hay una guía o camino a seguir: no vayas a contracorriente y evoluciona con pasos validados y sin que te salga por un ojo de la cara.

“Be water my friend”
Be water my friend

Artículos relacionados