Mi primer móvil a los 15 años

Tengo móvil desde el año 1997

#miprimermovil fue un Alcatel One Touch Easy que me costó unos 96€ con 90€ en llamadas prepago. Eran creo que 15.990 pesetas con 15.000 en prepago o algo así. Antes tuve un busca que comercializó Coca Cola. El móvil del que os hablo era algo así para los que no tengan ni idea:

one touch easy de alcatel

Me gasté casi todos mis ahorros que tenía en ese momento, llevaba tres meses detrás de una buena oferta y en aquellos tiempos, la operadora Movistar tenía una prepago llamada Activa Joven que estaba muy orientado a mi segmento.

Estaba absolutamente emocionado, sólo uno de mis amigos tenía móvil, pero yo estaba feliz...además, en aquella época, eran gratis los SMS...

Cuando llegué a casa con el teléfono me llevé un bronca importante de mis padres...que evidentemente, ni tenían, ni creían que iban a tener...recuerdo una de las frases que solté en mi defensa, que era: dentro de poco todos tendremos un móvil y en lugar de calmar los ánimos, me salió el tiro por la culata porque conseguí que se enfadaran más y acusaran de loco y flipao...

Desde entonces, cada año o dos años, he cambiado de móvil y he tratado de estar al día. El móvil lo usaba para enredar, ligar o incluso para vacilar...

Al principio todo resultaba interesante. Incluso en el trabajo me hizo ilusión cuando me dieron un teléfono con línea ilimitada...aunque me llevara broncas por gastar de más :)

Pero desde hace dos o tres años, creo que hemos tocado techo...

Los terminales ya no traen novedades, se limitan a mejorar lo que ya tienen y ningún accesorio es realmente disruptivo. Ni las gafas VR, ni los gadgets, ni nada...creo que hemos tocado techo. Incluso que vengan pantallas plegables, no sorprendería, nos hemos vuelto exigente y hemos naturalizado el terminal como algo de nuestro día a día, tanto, que creo que nos estamos pasando.

De hecho, creo que la novedad realmente interesante, va a ser que podamos llevar encima las funcionalidades que tienen los móviles, sin llevar un terminal encima.

Nos estamos convirtiendo en personas enfermas y adictas.

Hay muchos estudios que concluyen que o hacemos algo, o tendremos problemas, sobre todo con los más pequeños, ¿os habéis fijado que la edad media en que los chavales tienen móvil baja cada vez más? 

Por no hablar del comportamiento de los adultos en el metro, en las paradas de autobús...en cualquier situación...ahora lo raro es no sacárselo y mirarse a los ojos o preguntar por una dirección o por qué autobús coger...es más, pareces un psicópata si lo preguntas o miras a alguien a los ojos.

Black Mirror tiene multitud de escenas increíblemente críticas con el tema. En breve estrenarán la temporada 5 y seguro que vienen con más.

Creo que en los próximos años se fomentarán y educarán hábitos saludables al respecto.

Es cierto que aunque existan generaciones que se han criado desde su adolescencia con ello, siempre han existido las oleadas y modas, de manera que ciertos aspectos antiguos se pongan de moda. Por ejemplo discotecas que no permitan móviles, club deportivos, colegios, universidades incluso me atrevo a decir que trabajos. Si lo piensas bien, llevar el móvil encimas por tu propia voluntad es privarte de la libertad tú mismo...es ser un poco gilipollas la verdad...pero hemos llegado a tal punto, que socialmente es ir en contra y quedarte a un lado.

Hace poco un buen amigo me sugirió aceptar el reto de #unasemanasinmovil y os puedo decir que fue bastante transformador. Me hizo ser consciente de hasta qué punto estamos enganchado y desde esa semana, elijo momentos para desconectar, dejo el móvil en muchos casos e intento ser yo el que determina cuándo verlo y no que el hábito que tenemos el que me haga mirarlo hasta 100 veces al día.

Influencers, youtubers, famosos, bloggers, etc, ¿os animáis a relanzar el reto de #unasemanasinmovil ???

 

 

Artículos relacionados